Psico Ayuda

Hormonas

Publicado el 22 marzo 2010 - Archivado en Algo de aquí, de allá...

 Son mensajeros químicos activos, producidos por células especializadas; actúan sobre otras células del mismo organismo mediante acciones locales (hormonas locales), o sobre células diana distantes (hormonas sistémicas).

Pueden afectar de forma reversible en el período adulto, o más o menos irreversiblemente durante el período crítico del desarrollo del sistema nervioso.

¡Hasta pronto!

Una ocurrencia y a la vez, deseo

Publicado el 5 octubre 2009 - Archivado en Algo de aquí, de allá..., BUZÓN DEL VISITANTE, Habilidades sociales

Mi tierra y yo

A esta psicóloga que aquí escribe, o sea yo misma, le gustaría tener opiniones sobre las exposiciones que hago…

Gracias por leerme.

La inteligencia

Publicado el 29 septiembre 2009 - Archivado en Emociones, Habilidades sociales, Inteligencia

 gatitos en Éfeso

El Coeficiente de Inteligencia (CI) fue, durante muchas décadas, un elemento medidor para clasificarnos en grupos de más o menos dotados, e incluso, superdotados. Al resultado de esta operación se asociaba el éxito personal: a mayor CI, mayores triunfos globales aguardaban al agraciado.

Sin embargo, se ha comprobado que el CI representa aproximadamente el 20% de los factores que determinan que una persona alcance un éxito generalizado en su vida; al parecer, el 80% restante corresponde a la llamada inteligencia emocional, forjada principalmente en la infancia y sujeta a remodelaciones a lo largo de la vida.

La «deseada» inteligencia emocional se puede concretar en la destreza que logremos para:

-conocer nuestras propias emociones/sentimientos,y reconocer igualmente las ajenas

-controlarlas

-automotivarnos, y

-relacionarnos armoniosamente con los demás.

Continuaré…

La vida

Publicado el 25 septiembre 2009 - Archivado en Algo de aquí, de allá...

Ansari piensa,

«La Vida no consiste en tener un buen juego, sino en saber jugar con un mal juego».

Creo que esta formulación equivale a expresar, que nuestros logros dependen principalmente de la capacidad que desarrollemos, para enfrentarnos a los retos y a las adversidades.

O sea, conviene que vayamos aumentando, perfeccionando, descubriendo formas de resistir cada vez mejor los inevitables embates de la existencia. Por eso digo, «desarrollemos». Aprovechemos las lecciones de la experiencia y reformulemos nuestro modo de reaccionar. Mantegamos una evolución positiva. Relativicemos las circunstancias negativas, porque hacerlo, implica una recuperación más eficaz.

¡Venga, ánimo!

Cambiar

Publicado el 15 junio 2009 - Archivado en Algo de aquí, de allá...

La vida es cambio; nos enriquecemos con nuevas experiencias.
Vivimos mejor si somos como juncos…
El ambiente nos demanda adaptación; oponernos a esta «necesidad» puede conducirnos al dogmatismo, inmovilismo, y a otros «…ismos» nada positivos.

Expresarse adecuadamente

Publicado el 14 junio 2009 - Archivado en Habilidades sociales

belleza gratuita

Cuando hayamos de manifestar nuestra disconformidad, para hacerlo de una manera positiva podremos tener en cuenta:

1. Que sea en privado, personalmente, cara a cara

2. Ser concretos; empezar por reconocer las dotes positivas de nuestro interlocutor y pasar a exponer algo específico que conviene superar o mejorar

3. Plantear el problema, los inconvenientes, ir al grano; decir cómo me hace sentir y qué es lo que creo que podría cambiarse

4. Ofrecer alternativas y/o soluciones; insinuarlas para que el otro las complete

5. Evitar que el otro tenga que defenderse mostrándonos receptivos a sus respuestas, empatizando con él

6. Mantener el respeto en todo momento, incluso en el caso de tener que desaprobar el comportamiento o actitud de la otra persona.

¡Podemos influir mucho más, explicando sin acritud lo que nos molesta!

¿Por qué no probar?

¿Qué podemos perder?

 

Más ideas irracionales

Publicado el 1 junio 2009 - Archivado en Cogniciones

fluir vital

Continúo y finalizo la lista de creencias irracionales que inicié ayer:

– si algo me parece peligroso o amenazante debo preocuparme y perturbarme por ello

– mi pasado sigue siendo importante, y sólo porque algo ha influido enormemente en un momento concreto de mi vida, ello tiene que seguir determinando mis sentimientos y conductas del presente

– las personas y las cosas deberían ser mejores de lo que son, y debo considerar horrible no encontrar rápidamente soluciones buenas a los problemas de la vida

– puedo alcanzar la felicidad a través de la no acción e inercia, o disfrutando de mí mismo pasivamente y sin comprometerme

– todas las cosas deben estar ordenadas, y yo debo estar seguro de esto para sentirme bien

– la calificación global que me doy a mí mismo como ser humano, mi valoración general y autoaceptación, dependen de la perfección de mis acciones y del grado de aprobación que me den los demás.

Bueno, ¡a cambiar…!

Ideas irracionales (Ellis y Grieger)

Publicado el 31 mayo 2009 - Archivado en Cogniciones

Fluir vital

Las ideas que componen nuestra estructura cognitiva, son fruto de las experiencias previas en diferentes áreas. Para cada una de éstas, poseemos  distintos esquemas o conjunto de ideas. Nos permiten identificar los estímulos, categorizar la información, buscar estrategias para resolver problemas y alcanzar metas.

Al hilo de lo anterior, según Ellis, la base de la mayoría de los trastornos psicológicos reside en la tendencia humana al pensamiento irracional, que es el resultante de una serie de creencias irracionales y que expondré en un par de entradas.

Lista de ideas irracionales que, caso de «cargar con ellas», han de modificarse por el bien de nuestra salud mental y para disfrutar de unas relaciones positivas con el mundo:

– es absolutamente necesario ser amado y aprobado por los demás en todo momento (o casi siempre)

– debo ser infaliblemente competente y perfecto en cualquier actividad que desarrolle

– las personas que me hieren o me hacen daño son malas, perversas y ruines; debo culparlas, condenarlas y castigarlas severamente

– es horrible, catastrófico, terrible, que las cosas no vayan por la vía que me gustaría que fueran

– los sucesos externos causan gran parte de la infelicidad humana y tengo poca capacidad para controlar mis sentimientos o para librarme de la depresión, hostilidad u otros estados negativos

– encuentro más fácil evitar enfrentarme a las numerosas dificultades y responsabilidades de la vida, que comprometerme con formas provechosas de autodisciplina.

Vale por hoy.

Pronto continuaré con otras seis…

Control de las actitudes negativas (de otr@s)

Publicado el 1 mayo 2009 - Archivado en Emociones, Habilidades sociales

naturaleza 

Cuando son otros los que las proyectan,

ante la exagerada alteración del otro, tratar de reaccionar lo más serenamente posible escuchando con atención (sin intentar calmarlo porque es peor…), y en el momento oportuno, dialogar sobre el asunto con respeto y firmeza

en el transcurso del «desencuentro» preguntarse a menudo: ¿quién tiene el control de mi estado de ánimo?, ¿el otro o yo?

Hasta aquí llegué. Por hoy…

Control de las actitudes negativas (en un@ mism@)

Publicado el 14 abril 2009 - Archivado en Emociones, Habilidades sociales

dsc01366

 Cuando somos nosotros los que las albergamos, podemos intentar aprender:

A largo plazo
concienciarnos del propio desarrollo y tender a un equilibrio estable.

A medio plazo
hacernos cargo de nuestro malestar interno, sin descargarlo sobre otras personas (autocontrol consciente, respiraciones profundas para relajarnos; hablar con responsabilidad de nuestros estados de ánimo y sentimientos, usando preferente el «yo» antes que el «tú»).

A corto plazo
vigilar nuestro estado y cuidar la comunicación, interrumpiendo los «arrebatos» cuanto antes mejor:

 – tomando conciencia de cuándo, dónde, con quién y por qué suelen aparecer

comentando con personas «clave» implicadas en estas situaciones, que reconocemos este problema y que pedimos su colaboración para evitar provocaciones innecesarias, y que nos avisen cuando noten que se avecina nuestro «momento crítico»

– habituarnos a expresar sinceramente y con claridad las objeciones que tengamos que hacer al comportamiento de los demás, buscando la forma y momento oportunos.

¿Por qué no intentar mejorar nuestras reacciones y relaciones?

¡No se trata de conseguir la perfección, sino sólo de suavizar las asperezas!

« go backkeep looking »